magazine

Délicat

Bienvenido al delicado mundo de Aurélie Lecuyer. La artista se imagina una habitación de niño que combina mobiliario vintage y ropa de cama actual. Las bandas anchas de papel pintado aportan un toque gráfico. Los edredones y las almohadas se apilan para recrear la cama de la bella durmiente.