Signe

Marca danesa muy comprometida, Signe se muestra transparente con sus clientes: origen de materiales, fabricación, embalaje... Cuidan hasta el más mínimo detalle para ofrecer una colección de tops, faldas, vestidos y monos en tonos naturales y con un encanto especial. La marca, que detalla sus prácticas en su web, trabaja con un fabricante ético en Turquía que garantiza el bienestar de sus empleados y favorece el trabajo artesanal. En cuanto a los tejidos, todos son orgánicos y tienen certificación GOTS, el más alto nivel de exigencia en cuanto al origen natural, el contexto ambiental y social. Además, Signe casi nunca tiñe sus fibras o utiliza un método ecológico. Los botones están hechos en madera o concha marina, y el embalaje proviene del reciclaje. Qué mejor que vestirse de pies a cabeza sin aumentar la huella de carbono.

Signe