Sharing

Durante un viaje a la India, Katia Samons conoció a tres monjas exiliadas del Tíbet tras años de prisión por participar en una manifestación pacifista contra la ocupación china. Estas le enseñaron una técnica de tejido muy particular, con hilos y piedras, para fabricar joyas llenas de historia y emociones que la llevaron a crear Sharing. Hoy en día, sus talleres se encuentran en Dharamsala, Cachemira y Rajhastan. La técnica, la creatividad, la cultura y los descubrimientos son los ingredientes que hacen de Sharing una marca tan especial.

Sharing